Search

BLOG SALCAR VENEZUELA

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE UNA COCINA ELÉCTRICA

Contar con una cocina eléctrica portátil puede resultar una gran alternativa, en especial cuando existen fallas en el servicio de gas. Por eso, hoy te compartimos algunas de las ventajas y desventajas que tiene este electrodoméstico, por si te interesa adquirir una cocina eléctrica para tu hogar.

En gran medida la selección dependerá del tipo de cocina eléctrica que decidas comprar. Recuerda que las hay de diferentes tipos. 

  • Cocina eléctrica de resistencia pura. Usualmente, viene en modelos de una o dos hornillas. Es un tipo de cocina bastante básica, que solo se conecta y se gira una perilla para encenderla, no hay reguladores ni ningún otro tipo de complejidades. En tal sentido, es muy práctica, útil y funcional para tus preparaciones sencillas. Además, estas cocinas de resistencia pura son las más económicas. También son muy resistentes y duraderas. Otro beneficio es que ocupan poco espacio. 

Sin embargo, para preparaciones que tomen demasiado tiempo o sean muy complejas deberás considerar el consumo eléctrico que impliquen las recetas. 

En estas cocinas, su hornilla es como en forma de espiral, cuentan con un indicador de apagado – encendido y un termostato que puede variar entre 3 a 5 niveles, según la marca, con los que podrás regular la temperatura. En la parte de abajo tienen cuatro patas de goma que no maltratan la superficie donde la ubiques y algunas permiten levantar el espiral para una mejor limpieza. Este tipo de cocinas es súper fácil de transportar.

  • Cocinas de vitrocerámica. Las de este tipo tienen un rango de precio superior, aunque varían según el modelo y la marca. Las puedes encontrar tan sencillas (pero siempre mejor calidad de materiales) como las de resistencia pura, y muy modernas como las de inducción. Depende del fabricante, vienen con paneles de control análogos, con el botón que se gira para encender y apagar, así como paneles digitales con modos de cocción predefinidos para un uso más asistido y semiautomático. Poseen la ventaja de tener la superficie vitrificada. 

Al apagarse los quemadores de las cocinas de vitrocerámica conservan el calor residual de la resistencia, por lo que es necesario retirar los recipientes para no cocer más tus alimentos. Además, debes tener cuidado de no quemarte con la superficie.

Otro aspecto es que, las cocinas de vitrocerámica utilizan resistencias eléctricas para concentrar el calor adecuado para cocinar los alimentos, esta es una desventaja en comparación a las cocinas a gas que calientan al instante con su flama.

  • Cocinas de inducción. Entre los modelos de cocinas eléctricas portátiles, las de inducción son las más caras. Se consideran las más modernas, con mejores opciones, más seguras y de mayor eficiencia en el consumo eléctrico.  Las cocinas eléctricas de inducción al funcionar con electromagnetismo necesitan una batería especial que debe renovarse periódicamente. 

Son de uso amigable, ya que cuentan con programas predefinidos. Para usarlas, debes asegurar un espacio libre de mínimo 10 centímetros alrededor, para evitar sobrecalentamientos. Una desventaja de estos modelos portátiles es lo delicados que son por tantos componentes internos, por ello debes asegurarte siempre que el peso máximo entre sartén y el contenido de los alimentos no supere los 15 kg, un mayor peso podría dañar la placa de inducción.

En general, las cocinas eléctricas consumen más energía que las de gas, lo que genera un mayor gasto mensual en las cuentas de servicios del hogar. No obstante, son la mejor alternativa cuando el servicio de gas presenta algunas intermitencias o no se tiene acceso fácil a este. 

También son muy útiles a la hora de viajar o en los procesos de mudanza, mientras se realizan las instalaciones de la cocina a gas o se está en plena remodelación. 

Otro beneficio que presentan es la facilidad a la hora de realizar su limpieza. 

Recuerda que una buena cocina eléctrica portátil debe venir con su garantía. Busca las mejores marcas del mercado que te brinden respaldo. 

Para su limpieza, solo debes pasar un paño húmedo por la superficie de la placa. Utiliza un detergente suave con la suciedad que se te haga difícil remover. Con la ayuda de un cepillo blando remueve con cuidado restos de polvo en la entrada de aire en la parte inferior y salidas de ventilación en la parte trasera. Mira esta guía muy sencilla que hemos creado para la limpieza de superficies de vitroceramica.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más
artículos

Contáctanos
Scan the code