Search

BLOG SALCAR VENEZUELA

PREPARA DELICIOSOS POSTRES PARA TUS SERES QUERIDOS EN LAS FECHAS ESPECIALES QUE SE APROXIMAN

Una forma de consentir a nuestros seres queridos es a través de la cocina, más aún si se trata de un delicioso postre que siempre agrada al paladar. Se acercan fechas muy importantes, en mayo tenemos el Día de las Madres, en junio se celebra el Día del Padre, y julio está dedicado a los más pequeños, gracias al Día del Niño. Así que, estas celebraciones serán la excusa perfecta para sacar nuestros mejores utensilios de cocina, ollas, moldes, licuadora, batidora, ayudante de cocina y demás, para destacarnos con las más suculentas recetas.

Por eso, hoy te queremos compartir algunas opciones para que sorprendas ya sea a mamá, papá o los más chicos de la casa. 

Torta tres leches

Una clásica torta que todos los venezolanos disfrutamos sin importar la edad es la tres leches. Un postre tradicional, sencillo de hacer y muy sabroso. ¿Te animas a preparar?

Ingredientes:

Para elaborar el bizcocho necesitarás:

  •  5 huevos (separa las claras de las yemas). 
  •  1 taza colmada de azúcar granulada.
  •  1 1/2 tazas colmadas de harina cernida.

Para el remojo del bizcocho:

  •  1 lata de leche evaporada.
  •  1 lata de leche condensada.
  •  1 lata de crema de leche. 
  •  1 cucharadita de vainilla.

Para el merengue:

  •  100 g de claras (4 a 5 claras de huevos medianos)
  •  1 taza de azúcar granulada.

Preparación: 

1.  Inicia batiendo en un bowl las claras de huevo, con una pizca de sal, hasta alcanzar el punto de nieve (bien espumosas y firmes). Luego, agrega el azúcar en tres tandas e incorpora bien y continua con las yemas una a una batiendo, solo hasta incorporar. 

Culmina integrando la harina con suaves movimientos envolventes. Vierte la preparación a un molde para bizcocho de aro 26 cm. de diámetro, previamente cubierto con mantequilla y harina.

2.  Hornea a temperatura alta de 180°C durante 30 a 40 min. hasta cocer completamente, retira en tibio y deja enfriar. Aparte junta en un envase la leche condensada, la leche evaporada, lleva a fuego medio hasta soltar el primer hervor. Retira del fuego y agrega la crema de leche y la vainilla. Revuelve hasta homogeneizar completamente.

3.  Corta el bizcocho en tres partes y sobre el mismo molde acomoda una base de bizcocho, sobre esta vierte abundante mezcla de leche hasta notar que esté bien húmedo.

4.  Para el merengue une el azúcar granulada con las claras de huevo en un bowl, lleva a baño maría suave hasta disolver toda la azúcar removiendo de vez en cuando. Después, retira del baño maría y bate energéticamente hasta triplicar su volumen. Cubre la torta con este merengue y si deseas puedes dorar la superficie. Refrigera durante 4 horas y luego de esto a servir y disfrutar…

Quesillo venezolano

Si hay un postre que no puede faltar en nuestras mesas y en las fechas más especiales es el quesillo. Acá te dejamos una receta simple y muy sabrosa, que promete una textura perfecta, cremosidad y suave caramelo.

Ingredientes:

Para el caramelo:

  • 60 ml (¼ taza) de agua.
  • 150 g (¾ taza) de azúcar.

Para el quesillo:

  • 5 huevos.
  • 395 g (1 lata) de leche condensada.
  • 395 ml de leche completa (líquida) (se puede sustituir por leche desnatada)*.
  • 1 chorrito de ron.
  • 2 g (1/2 cucharadita) de cacao.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:

  • Primero, puedes preparar el caramelo. Para ello, solo hay que poner el agua y el azúcar en el molde donde se realizará el quesillo. Colocar el molde encima de una hornilla a fuego medio y dejar que se disuelva el azúcar sin remover hasta que se forme un caramelo de color ámbar. Se debe tener cuidado de no dejar oscurecer mucho, pues se puede quemar fácilmente o quedar amargoso. Si se quiere mover para distribuir el calor, agarrar el molde con un paño de cocina o un guante y mover hacia los lados, pero evitar remover propiamente la mezcla.
  • Distribuir el caramelo uniformemente por todo el molde (el piso y las paredes) moviéndolo hacia los lados (con precaución de no quemarse). Apartar.
  • Si se quiere preparar en horno, precalentarlo a 190 grados centígrados.
  • Colocar los huevos, la leche condensada, la leche, el ron, el cacao y la esencia de vainilla en el vaso de una licuadora y mezclar a velocidad máxima por aproximadamente 2-3 minutos, hasta que se encuentre homogénea.
  • Verter la mezcla anterior en el molde con caramelo. Poner este molde en un molde más grande (o una olla) y llenar esta segunda olla o molde con agua hasta alcanzar la mitad de la altura del molde del quesillo (para hacer el baño María).
  • Hornear por 90 minutos, o cocinar en la hornilla por 1 hora a 1 hora y media. En cualquier caso, cocinar hasta que, al introducir un cuchillo en el centro del quesillo, este salga ligeramente húmedo, pero limpio. Si se hace en la hornilla de la cocina, debe vigilarse que el agua en la olla grande esté en un buen nivel, pues con el calor se va evaporando y hay que ir agregando más poco a poco.
  • Al retirar del fuego, dejar que tome temperatura ambiente y después llevar a la nevera por al menos 4 horas o toda la noche.
  • Pasar un cuchillo por todo el borde del quesillo dentro del molde para evitar que se pegue al sacarlo. Desmoldar y servir. Debe mantenerse refrigerado.

Galletas de mantequilla caseras

Las galletas de mantequilla son deliciosa, fáciles de hacer e ideales para las meriendas de los pequeños de la casa o para cualquier celebración. Se pueden decorar con merengue, fondant o glaseado.

Ingredientes:

  •  2 huevos.
  •  2½ tazas de harina (350 gramos).
  •  1 cucharadita de esencia de vainilla.
  •  1 cucharadita de polvo de hornear.
  •  100 gramos de mantequilla.
  •  1 taza de azúcar (200 gramos).

Preparación:

  • Toma un recipiente y mezcla la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Este proceso lo puedes hacer con la batidora. Verás cómo la mantequilla se va aclarando, formando una masa muy cremosa.
  • El siguiente paso es añadir los huevos y la vainilla. Continúa removiendo hasta conseguir que estos se integren por completo. También puedes usar ralladura de limón o naranja si no te gusta la vainilla.
  • Deja el recipiente con la masa a un lado y, aparte, tamiza la harina junto con el polvo de hornear. Este paso es muy importante a la hora de hacer galletas caseras porque precisamente esto es lo que asegurará que no queden grumos y obtengamos una masa suave y homogénea. Cuando lo hayas hecho, ve añadiendo poco a poco la harina en la preparación y revuelve hasta que se integre todo por completo.
  • Cuando tengas la masa de las galletas de mantequilla ya lista, el siguiente paso será envolverla en papel transparente o papel film y guardarla en la nevera durante una media hora aproximadamente. Lo ideal es formar una bola o varias pequeñas.
  • Pasado este tiempo, ya podrás sacar la masa de la nevera. Para trabajarla, esparce un poco de harina sobre una superficie plana y extiéndela con ayuda de un rodillo. Haz las galletas de mantequilla del grosor que quieras y córtalas con ayuda de un molde con la forma que más te guste o con un vaso para hacer galletas redondas. Aprovecha y ve precalentando el horno a 180 ºC.
  • Coloca las galletas de mantequilla caseras sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal y hornéalas durante 15 minutos, o hasta que estén doradas. Este tipo de galletas se hacen muy rápido, por lo que deberás vigilar el horno por si requieren de menos tiempo.
  • Cuando estén listas, saca la bandeja del horno. Verás que las galletas de mantequilla están un poco blandas, no te preocupes porque es normal. Lo mejor es dejarlas enfriar sobre una rejilla, ya verás que en cuanto se enfrían se tornan crujientes. A servir…
Facebook
Twitter
LinkedIn

Más
artículos

Contáctanos
Scan the code